¡Del campo al plato! ¿Sabes de dónde vienen los alimentos que comes cada día? - mentretiene

¡Del campo al plato! ¿Sabes de dónde vienen los alimentos que comes cada día?


Si alguien te preguntara de dónde proviene su comida, al igual que la mayoría de nosotros, seguramente dirías que no sabes. Sabemos que la mayoría de las verduras provienen de la tierra y prácticamente toda la carne proviene de los animales. Sencillo ¿Verdad? ¡Pues no! En realidad nuestra comida recorre un viaje muy largo desde que nace hasta que llega a nuestro plato, de hecho la fuente original de algunos alimentos nos puede sorprender bastante. Debido al estilo de vida actual, gracias a los supermercados podemos disponer de cualquier alimento en todas las épocas de año, independientemente de que este o no “en temporada”. Por este motivo, es lógico que la fuente de algunos alimentos nos parezca bastante extraña. Por ejemplo, ¿Sabías que las piñas no crecen en los árboles, sino en los arbustos?

Camelia

Prácticamente, todas las personas del mundo saben que el té proviene de las hojas del té y que muchos tipos de té como por ejemplo el té verde tiene muchísimos beneficios para nuestra salud. Un té muy popular es el de la camelia.

Créditos: Tharnapoom Voranavin/Shutterstock

La camelia se parece al hibisco, pero tiene varias características que le diferencian de él. Aparte del sabor, una gran diferencia que tiene la camelia con las flores del hibisco, las cuales crecen en todo el mundo, es qie las camelias tan solo crecen en Japón.

Caqui

Aunque la foto de abajo puede parecer una decoración típica de Halloween, en realidad estas frutas tan diminutas que ves en este árbol sin hojas, son caquis. Este árbol crece en muchas partas de Asia y da tantas frutas que sus ramas tienen que ser muy gruesas.

Créditos: mondmatrose/Instagram

El caqui es una fruta con un sabor muy dulce, la cual tienen muchísimos aspectos positivos para la salud. Esta pequeña fruta, además de contener numerosos antioxidantes, es muy beneficiosa para la salud ocular y ayuda a reducir el colesterol.

Rúcula

La rúcula es un elemento básico de la mayoría de las ensaladas, pero es posible que si pasas junto a ella no seas capaz de reconocer esta planta. La rúcula se parece a muchas plantas, incluso la podrías llegar a confundir con alguna mala hierba.

Créditos: El laboratorio mágico/Shutterstock

A pesar de tener un aspecto tan común, es muy difícil de cultivar, sumado a su excelente sabor, se convierte en una especie muy cara. Algunos restaurantes llegan a cobrar la porción a 15 €, lo cual es un precio muy caro.

Wasabi

El wasabi es otra especia que se ha convertido en un éxito mundial, aunque en realidad la mayoría de la gente no ha tenido el placer de probar el original. El wasabi es muy difícil de cultivar, por lo que la mayoría de los restaurantes usan uno creado artificialmente.

Créditos: thegourmetgardener_22/Instagram

Además, el wasabi es muy bueno para la salud, de hecho elimina instantáneamente cualquier síntoma de resfriado. La razón principal por la que es tan difícil encontrar wasabi real es porque la planta es muy complicada de cultivar, de hecho para ella la luz solar directa es muy dañina.

Cacahuetes

¿Sabías que los cacahuetes realmente no son frutos secos? Aunque mucha gente los considere un fruto seco, los cacahuetes realmente son unas legumbres, por lo que son una especie de verdura, además su forma de crecimiento se parece mucho a la de las patatas.

Créditos: happy_green_terracegarden/Instagram

Desde que se plantan los cacahuetes, estos tardan aproximadamente 120 días en estar listos para ser recogidos. De hecho, una forma de saber que están maduros y listos para ser recogidos es cuando empiezan a brotar unas pequeñas flores amarillas.

Anacardos

Seguramente te suene este pequeño fruto seco, de hecho cualquier fan de la película Alicia en el país de las maravillas, reconocerá estas plantas como los hongos mágicos y danzantes que aparecen en la película. ¡De hecho tienen hasta el mismo color!

Créditos: lindakosten_lynnsbakery/Instagram

En realidad los anacardos se sacan del fondo de esta fruta, aunque la cáscara de fuera puede usarse para muchos propósitos diferentes. De hecho, aunque parezca raro durante la escasez en la Segunda Guerra Mundial, se usaron para fabricar todo tipo de armas.

Arándanos

Este tipo de bayas o berries en ingles en realidad es similar al arroz, ya que para crecer necesitan regarse hasta ser inundadas. Su hábitat natural es algo extraño, puesto que suelen brotar en los pantanos más acuosos, además tardan mucho en madurar.

Créditos: Natalia Korshunova/Shutterstock

¡A veces pueden tardar en madurar casi un año y medio! Además, no todos los arándanos son comestibles, el 95 % tiene un sabor demasiado amargo y no se pueden comer crudos; sin embargo, se pueden usar para hacer salsas y mermeladas.

Granada

Si miras estos árboles de granada con algo de atención, posiblemente la forma y los colores de estas frutas te recuerde al festival del Año Nuevo Lunar Chino, ya que estas frutas tienen un gran parecido con las linternas rojas de este festival.

Créditos: CherryTattka/Shutterstock

Estas pequeñas frutas tienen tantos beneficios para la salud que muchas personas las apodan: “superfrutas”. Desde prácticamente el comienzo de la humanidad, las sustancias químicas que contiene esta planta, en muchas culturas, son utilizadas para tratar con éxito algunas de las enfermedades de aquellas epocas.

Quinoa

Recientemente, la quinoa se ha vuelto muy popular, ya que es una versión más saludable del arroz. Sin embargo, nunca podrá ser igual que un grano de arroz. Cuando crece, se parece a una flor larga, y para recoger sus frutos se sacude hasta que caen.

Créditos: tresfarmersquinua/Instagram

Una vez han caído, los agricultores las enjugan para eliminar su amargo sabor natural. Sin embargo, a diferencia del arroz, la quinoa contiene mucha más fibra, proteínas y algunos minerales, por lo que sus beneficios son muy buenos, además es bastante barata.

Dátiles

Sin duda todos sabemos que los cocos crecen en las palmeras, pero no son los únicos frutos que dan estos árboles, los dátiles también crecen en ellas. Estas sabrosas frutas, las cuales puedes encontrar en lugares cálidos, son una excelente manera de obtener azúcar natural.

Créditos: d5nesh/Instagram

Sin embargo, como ya te imaginarás no es nada fácil recoger estas frutas, para obtener siempre hace falta escalar, de hecho no es nada raro que estas frutas crezcan a una altura de más de 70 pies, lo que hace que su recolecta sea más difícil.

Frijoles

Los frijoles rojos son un tipo de frijol, que crece en vainas. Estas vainas se parecen bastante a los tallos de canela que puedes comprar en cualquier tienda de alimentos, aunque obviamente estas tienen un sabor bastante diferente, al de la canela.

Créditos: wendysgarden.com.au

Este es otro alimento con tantos beneficios para la salud, como su capacidad para ayudar a perder peso y reducir el azúcar en la sangre. Los frijoles rojos tienen el beneficio adicional de reducir el colesterol. ¿No hay nada que estos frijoles mágicos no puedan hacer?

Nuez

El dicho que las personas dicen, “muchas capas como una cebolla” podría ser fácilmente sustituido, ya que las nueces son otro alimento que posee muchísimas capas, de hecho la capa que rompes antes de comerte una, es solo la capa más pequeña.

Créditos: Matauw/Shutterstock

Cuando crecen en la naturaleza, las nueces tienen una capa adicional para ayudar a protegerlas de los elementos. Estas nueces de árbol son el alimento de árbol más antiguo que se sabe que la humanidad usa, ya que datan del año 7000 a.

Arándanos azules

La planta de la que provienen los arándanos cambia completamente de color a medida que crece. De hecho, cuando los arándanos están madurando son completamente blancos, son muy diferentes de los que vemos normalmente en una tienda, además, sus arbustos pueden llegar a medir más de 12 pies de altura.

Créditos: gapey/Instagram

Estas deliciosas bayas no adquieren su clásico color azul hasta poco antes de ser cosechadas, además, los arándanos pueden echarse a perder con bastante rapidez, por lo que hay que asegurarse recogerlos en el momento adecuado. Aunque siempre se pueden usar, para hacer mermeladas y jaleas.

Garbanzos

Los garbanzos son una verdura que se puede cocinar con casi todo. Pero antes de mezclarlos, aplastarlos y hacer un buen hummus… ¿Sabes de dónde vienen?. Al igual que los guisantes, antes de llegar a nuestra cocina, crecen dentro de una vaina foliar.

Créditos: botanic.batool/Instagram

La forma de esta vaina es similar a la del edamame, de hecho, son de la misma familia. Sin embargo, el edamame es un poco más saludable que los garbanzos, ya que tiene menos carbohidratos, pero al contrario que los garbanzos, no se puede usar para tantos platos.

Granos de café

Como se les llama granos de café, podrías pensar que crecen en algún tipo de vaina, pero en realidad, se parece mucho más a otros alimentos como por ejemplo a las cerezas. Mientras crecen, aunque no estén listos para comer, ya contienen mucha cafeína.

Créditos: café de vanguardia/Instagram

¿Sabías que antes de convertirse en una bebida popular para personas todo el mundo, la gente solía convertir los granos de café en una bebida similar al vino? Afortunadamente, a diferencia del vino, no tienes que preocuparte por una sobredosis… al no ser que tomes 30 tazas en un día.

Espárragos

Aunque en la tienda estén en racimos, los espárragos en realidad crecen en tallos individuales. A diferencia de otros alimentos de esta lista que crecen en arbustos o árboles, los espárragos crecen directamente del suelo y para recolectarlos los agricultores los cortan del tallo.

Créditos: abedulden_asparagus/Instagram

Sin embargo, si planeas cultivar tus propios espárragos, tendrás que esperar un tiempo. Los espárragos necesitan al menos 3 años antes de estar completamente maduros, a partir de entonces tendrás nuevos espárragos prácticamente todos los días. ¿Sabías que son una gran fuente de fibra y vitaminas?

Alcaparras

Las alcaparras son muy populares, sobre todo en los platos mediterráneos, pero además son un complemento perfecto para cualquier plato. Cuando crecen parecen una enredadera con un ramo de flores y antes de usarse, deben someterse a un proceso de elaboración.

Créditos: valcaracciolo/Instagram

Si decides cultivarlas tu mismo, deberás optar por las piezas florales más grandes, ya que estos son los que tendrás un sabor mucho más fuerte, el cual las convertirá en el complemento perfecto para tus quesos crema. ¡Eso si, sin la sal y el vinagre, sabrán muy diferente!

Lentejas

Cualquiera que disfrute comiendo vegetales reconocerá rápidamente este alimento, ya que las lentejas son una gran fuente de proteínas. Lo que las hace especialmente importantes si buscas mejorar tus entrenamientos en el gimnasio. Sin embargo, puede que te sorprenda su apariencia natural.

Créditos: Mathia Coco/Shutterstock

Cuando crecen las lentejas se parecen más a la hierba que a una planta comestible. Originalmente, las lentejas procedían de Asia central, pero se extendieron por todo el mundo. ¡Incluso los antiguos egipcios guardaban algunas de ellas en sus tumbas, no sabemos bien porque!

Puerros

Si has leído el famoso libro para niños The Lorax de Dr. Seuss, estos vegetales te resultarán bastante familiares. ¿No te recuerdan a los árboles de Truffula? Sin embargo, estos no son obras de ficción, sino puerros que crecen en su hábitat natural.

Créditos: gen emrah/Shutterstock

Los puerros forman parte de la cultura galesa, de hecho en la antiguedad, los soldados los usaban para mostrar lealtad a su país. Además, los puerros tienen muchos beneficios para la salud, poseen numerosos antioxidantes y contienen algunas propiedades anticancerígenas.

Alcachofas

Cuando están creciendo es bastante fácil confundir las alcachofas con un bonito conjunto de flores. Aunque los agricultores tienden a recoger los capullos de estas plantas antes de que broten, ya que así podemos usar las alcachofas más sabrosas para nuestras recetas.

Créditos: seed_shack/Instagram

Es poco probable que alguna vez veas otra planta que sea tan bonita e impresionante como una planta de alcachofa. Si quieres cultivarlas en tu casa, necesitarás un clima con mucho calor y humedad, ya que estas plantas donde mejor crecen es en sitios mediterráneos.

Haba de vainilla

Podrías pensar que las vainas de vainilla crecen de manera similar a las de canela, ya que ambas son especias, pero en realidad son muy diferentes. La vainilla en realidad crece en unas hermosas flores de pétalos blancos que posteriormente se convierten en vainilla.

Créditos: Kletr/Shutterstock

Realmente la vainilla solo crece de manera natural, en países muy cálidos, como México, Tahití y Madagascar. La vainilla no solo es útil para cocinar; también se puede usar como ambientador ¿Quién no ama el aroma de una bonita vela de vainilla recién encendida?

Azafrán

El azafrán es una especia extremadamente valiosa hoy en día, lo cual es comprensible porque además de su increíble sabor tiene muchos beneficios para la salud, de hecho puede aliviar los síntomas de la depresión y mejorar el estado de ánimo.

Créditos: Uhryn Larysa / shutterstock

El azafrán es una especie que probablemente no verás crecer cerca, ya que solo una libra puede costar 5000 $! En realidad su coste tan solo refleja la rareza de la especia. ¿Sabías que esas tres ramitas rojas (estigma) son las únicas partes utilizadas para hacer la especia?

Pistachos

Técnicamente, los pistachos no son un fruto seco, ya que son una especie de semilla., para obtenerlos nos deshacemos del fruto del árbol y nos comemos la semilla de dentro. La fruta de donde salen se llama “drupa” y es de la misma familia que las cerezas y los melocotones.

Créditos: manitas_aegina/Instagram

Eso si, no pienses que se pueden cultivar pronto, puede llevar casi una década cultivar una buena cantidad de pistachos. ¡Algunos árboles alcanzan su punto de maduración a los 20 años! Es sorprendente ver como somos capaces de esperar tanto para un bocado de estas pequeñas semillas.

Kiwis

Los kiwis son una fruta disfrazada de otra cosa, comienzan sus vidas como flores y luego se transforman en una peluda, pequeña y dulce fruta. Aunque en realidad los kiwis no son frutas, debido a la forma en que crecen, son considerados bayas.

Créditos: Jewel Molla / shutterstock

Estas frutas tan llamativas y curiosas, durante la Segunda Guerra Mundial llamarón la atención del mundo occidental, de hecho los estadounidenses amaban tanto los kiwis que en cuanto término la guerra comenzaron a exportarlos de manera masiva a todo el país norteamericano.

Canela

La canela es un ingrediente común de cualquier cocina, normalmente se utiliza para darle más sabor a los postres, pero… ¿Sabías que proviene de un árbol? Por muy extraño que te parezca, la canela sale de la corteza interior de un árbol. 

Créditos: Ciprian23/Shutterstock

Para los antiguos egipcios la canela era tan valiosa que valía más que el oro. Además, esta especia no solo es útil para cocinar, la canela también tiene usos medicinales. ¡Incluso se puede usar su aceite como anestésico! ¡Las utilidades de la canela son infinitas!

Plátanos

¿Sabías que, técnicamente, los plátanos no son una fruta? Estas “frutas”, las cuales comparten familia con el jengibre, crecen en la parte de abajo de unos arbustos enormes, de hecho estos arbustos pueden llegar a medir más de diez metros de altura.  

Créditos: nottuss/Instagram

El típico plátano amarillo que es con el que más estamos familiarizados no es el único, de hecho hay más de 1000 variedades de plátano. ¿Sabías que incluso hay uno azul que sabe exactamente igual que un helado de vainilla?

Fruta estrella

La carambola debido a su sabor jugoso y dulce es un una fruta muy popular. Sin embargo, al igual que los plátanos, estas deliciosas frutas crecen en un arbusto y no en un árbol y aunque su aspecto es parecido al de una flor, no lo son.

Créditos: 147829250@N02/flickr

Aunque la mayor parte de carambolas crecen en Asia, son sorprendentemente fáciles de cultivar y muchas personas disfrutan haciéndolo. Sin embargo, comer cantidades excesivas de carambola pueden ser muy nocivo para las personas con problemas renales. ¡Aun así su sabor es exótico y sabroso!

Calabacín

No, lo que ves en la foto no son pepinos gigantes, es una fructífera planta de calabacín. Estas deliciosas verduras crecen de forma silvestre muy cerca del suelo y tienen unas enormes y robustas flores amarillas. ¿Sabías que sus flores también son comestibles?

Créditos: hethaarenstuintje/Instagram

Si alguna vez has probado sus flores, sabrás que saben prácticamente igual que el resto de la planta, pero son un poco más dulces. Por cierto, ¿has probado el calabacín frito?, cocinándolo de esta manera conservan su potasio mucho mejor.

Brócoli

Este ramo de flores de brócoli, es tan bonito que sería capaz de llamar la atención en una boda. Aunque la mayoría de nosotros suponemos que estas plantas crecen en el suelo o incluso en los árboles, en realidad crecen en el medio de un arbusto.

Créditos: Debbie Wolfe/hgtv.com

¿Sabías que el nombre del brócoli proviene de la palabra italiana “broccolo”? Si alguna vez has intentado cortar un tallo de brócoli, posiblemente sepas que es tan fácil de cortar que no hay máquina que pueda cosechar esta verdura mejor que la mano humana.

Pimienta negra

La pimienta negra es otro alimento esencial. En realidad proviene de la familia de las frutas, los granos de pimienta negra comienzan su vida como uvas muy pequeñas, las cuales los agricultores secan y convierten en los granos de pimienta que conocemos.

Créditos: aslnnyhhm_adhnaisy/Instagram

Al igual que las uvas, los granos de pimienta negra tiene una gran variedad de colores durante su crecimiento, de hecho los verdes claros son los que se convierten en pimienta negra, mientras que los verdes oscuros se convierten en pimienta blanca.

Semillas de sésamo

Durante su etapa de crecimiento, las semillas de sésamo parecen sacadas de otro planeta. ¡Además, son muy difíciles de ver, ya que están escondidas dentro de las hojas de la planta! Incluso podría confundirse con otras verduras como las judías verdes.

Créditos: Debbie Wolfe/hgtv.com

Actualmente, las semillas de sésamo han revolucionado el mundo de los alimentos saludables, aunque llevamos comiéndolas desde hace más de 3000 años. Debido a su gran resistencia al clima seco, uno de los lugares donde más crecen es en África.

Amapola

Si has visto la película El mago de Oz, seguramente recordarás aquella escena que sucede en un campo de amapolas. Aunque en esa escena las amapolas son muy bonitas, realmente las semillas de amapola no tienen un aspecto tan atractivo al ojo humano.

Créditos: linka_lip/Instagram

Cuando las amapolas se ven como las de la foto, quiere decir que están listas para ser comidas. Además de su característico sabor a nuez, los científicos extraen sustancias químicas de la flor de amapola para crear potentes analgésicos como la morfina.

Nuez moscada

La nuez moscada es una especia que todos los fans de Starbucks y los adictos al café conocen a la perfección, ya que espolvoreada por encima, del café tiene un sabor increíble. Pero… ¿Sabes cómo es antes de ser molida?

Créditos: anilkumart/Shutterstock

¡Parecen un pequeño cerebro humano! La nuez moscada molida se tiene que consumir rápidamente porque por norma general suele perder su sabor con bastante rapidez, por ello es mejor almacenar la nuez moscada entera, ya que así puede durar mucho más tiempo.

La fruta del dragón

La fruta del dragón es una de las frutas más populares de Asia, su particular sabor cremoso es capaz de enamorarte. Aunque su nombre puede parecer extraño, es bastante apropiado, ya que cuadra a la perfección con el aspecto aterrador que tiene la fruta.

Créditos: kimptran16/Instagram

Estas frutas rosadas crecen de manera colgante, entre las hojas largas de la parte inferior de la planta. Supuestamente, su particular nombre proviene de algunas leyendas que afirman que originalmente eran huevos de dragón. ¡Ciertamente, parece que esta fruta podría ser la protagonista de Game of Thrones!

Clavos de olor

Es bastante fácil confundir los clavos de olor con un simple montón de ramitas. En realidad, así es como se ven antes de que los agricultores las transformen en la sabrosa especia que añadimos a nuestras bebidas. Los clavos provienen de un árbol…

Créditos: Denis Moskvinov/Shutterstock

… ¡Pero no de la parte que te esperas! Los clavos de olor son parte de los capullos de la planta. Aunque cuando las flores están completas, también se pueden usar como parte de una receta. Sin embargo, antes de recolectarlos tienes que esperar a que se pongan rojos

Okra

La mayoría de las verduras en realidad no crecen bajo tierra, y por supuesto la okra no es una excepción. Esta deliciosa verdura es perfecta para añadírsela a un plato con curry o probarla en escabeche. Aunque, lo más sorprendente es que la okra crece debajo de una flor.

Créditos: yardveggie/Instagram

La okra proviene de la misma familia que el algodón y el cacao y aunque casi todas las partes de la planta de okra son comestibles, incluida la flor, no se puede comer directamente de la planta, es mejor sacar su aceite

Piña

El origen de esta fruta probablemente te sorprenderá muchísimo. ¡Las piñas no crecen en los árboles! ¡Nacen de enormes arbustos! Estos arbustos son igual de puntiagudos como las puntas de las piñas, pero por desgracia no tienen un sabor tan dulce como las mismas.

Créditos: sunshinestateseeds/Instagram

Para crecer en buenas condiciones, las piñas necesitan un clima cálido, como el de África occidental y América Latina. Para plantar piñas tan solo necesitas la parte superior de una piña, pero no te hagas ilusiones, ya que las piñas tardan varios años en florecer.

Mango

Los mangos son probablemente la fruta perfecta para comer durante un día caluroso de verano, ya que son muy refrescantes. La mayoría de nosotros los reconocemos por su característico color naranja, pero cuando nacen y crecen suelen tener un color más púrpura.

Créditos: Pavel Prodan/Shutterstock

El momento perfecto para recogerlos es cuando cuelgan y parece que están listos para caerse al suelo. Tienen una larga historia, ya que su consumo comenzó en la India hace más de 5000 años. ¿Sabías que forman parte de la misma familia que los pistachos y los anacardos?

Almendras

Las almendras son otro fruto engañoso, aunque parezcan frutos secos, forman parte de la familia de frutas ‘drupas’, además debido a la forma en la que crecen están estrechamente relacionadas con las rosas. Se sabe cuándo están listas para su recolección cuando las flores tienen un tono blanco.

Créditos: Franck Boston/Shutterstock

Sin embargo, no crecen en cualquier lugar, ya que necesitan unas condiciones climáticas bastante específicas. Aunque pueden molerse para hacer leche vegetal, requieren mucha agua, lo que hace que cultivarlas en ocasiones pueda tener un gran impacto bastante negativo para el medio ambiente.

Cacao

Como sabrás, el chocolate proviene del grano de cacao, el cual de manera natural tiene un sabor mucho más amargo que el que compras en la tienda, realmente procesar un grano de cacao para hacer chocolate requiere mucho más trabajo del que parece

Créditos: Graeme Kennedy / shutterstock

Hace miles de años los aztecas usaron granos de cacao por primera vez y muy pronto su uso se extendió por todo el mundo. Sin embargo, debido a que era tan difícil de elaborar, durante mucho tiempo el chocolate era un lujo solo disponible para los ricos.