40 útiles consejos para prolongar la vida de tus alimentos y evitar que se hechen a perder - mentretiene

40 útiles consejos para prolongar la vida de tus alimentos y evitar que se hechen a perder


Normalmente, cuando compras comida en el supermercado, tienes la expectativa de que esta se mantendrá fresca por varias semanas e incluso meses. Por esta razón, existen muchas personas que deciden llenar su carrito de compras sin medir las cantidades. Sin embargo, a los pocos días, te empiezas a dar cuenta que algunos alimentos se echan a perder antes de que puedas saborearlos y si decides correr el riesgo de consumirlos, te arriesgas a pasar un mal rato por una posible intoxicación alimentaria.

Cuando estás en este escenario, parece que no tienes más remedio más que tirarlos a la basura mientras te das cuenta de que has perdido algo de dinero. Afortunadamente, en los últimos años, se han descubierto maneras geniales para almacenar y prolongar la vida útil de tus alimentos. A continuación, te compartimos algunos de estos trucos que te ayudarán a evitar desperdicios, mejorar la economía de tu hogar e incluso cuidar al medio ambiente.

1. Guarda tus champiñones en bolsas de papel                        

Los champiñones se utilizan a menudo en una variedad de recetas, desde ensaladas y pastas hasta cremas y cocina mediterránea. Los más frescos son de color blanco y tienen una consistencia firme. Conservan mejor su sabor si se limpian con un pañuelo o un cepillo.

Créditos: www.mushrooms.ca

Si almacenas los champiñones en bolsas de papel y los colocas en el refrigerador, el empaque evitará el crecimiento de moho, absorberá la humedad y permitirá que haya suficiente flujo de aire para mantenerlos frescos. No lo intentes con bolsas de plástico.

2. No más aguacates oxidados

El aguacate es una fruta saludable por su alto contenido de vitamina C (necesaria para producir colágeno) y sus propiedades para reducir el colesterol. Sin embargo, estudios recientes sugieren que la cantidad adecuada de consumo es de medio aguacate al día.

Créditos: loveonetoday.com

Luego de comer medio aguacate, la otra mitad adquiere un tono marrón. Esto se debe a un proceso de oxidación que produce el ácido ascórbico. Este ácido se puede eliminar aplicando unas gotas de limón sobre el aguacate antes de guardarlo en el congelador.

3. Congela el jengibre si quieres rallarlo

Cuando compres jengibre en el supermercado, busca también una bolsa de plástico con cierre hermético. Luego, guarda el jengibre dentro de la bolsa y ponlo en el refrigerador. Cuando lo saques, será más fácil de rallar en comparación con el jengibre fresco.

Créditos: Ahanov Michael / shutterstock

No es necesario pelar previamente el jengibre ya que al estar congelado, su piel sale finamente rallada. El jengibre rallado lo puedes almacenar en otra bolsa y congelarlo. Con este método, mantendrás su frescura y sabor hasta por seis meses.

4. Guarda la leche de forma segura y adecuada en el refrigerador

Si la leche no se mantiene refrigerada constantemente, puede ser un ambiente ideal para el crecimiento de microorganismos y se puede conservar por poco tiempo. Cuando pones la leche en la puerta del refrigerador, alteras su temperatura y reduces su vida útil.

Créditos: Unsplash/Debby Hudson

Por lo tanto, si aprecias la leche y otros productos lácteos, te recomendamos que los guardes en una estantería en la mitad del refrigerador para aislarlos de la humedad y mantenerlos frescos. En la puerta puedes guardar productos como salsas embotelladas.

5. Limpia y organiza bien tu nevera, no te arrepentirás

La comida podrida en una esquina de su refrigerador puede causar estragos por el moho y contaminar otros alimentos. Así mismo, la acumulación de alimentos reduce la circulación de aire frío en algunos espacios, provocando que algunos alimentos se echen a perder antes de tiempo.

Créditos: Andrew Rafalsky / shutterstock

Para mantener limpio tu refrigerador, procura deshacerte de los productos caducados semanalmente, organiza bien tus alimentos para mejorar el flujo de aire frío y realiza una limpieza completa al menos una vez al mes. Recuerda, aunque parezca limpio puede haber hongos y bacterias.

6. Tallos envueltos, plátanos frescos

El plátano, además de ser un delicioso acompañamiento para postres y desayunos, es un alimento sumamente beneficioso por sus niveles de potasio. El problema de los racimos de plátano es que en cuestión de días adquieren un tono marrón debido a la liberación de gas etileno.

Créditos: Kroc.com

7. Solo gira el envase y conservarás la crema agria por más tiempo

¿Cuántas latas de crema agria a medio usar has tenido que arrojar a la basura? Como cualquier otro producto lácteo, la crema agria y el requesón pueden echarse a perder rápidamente si no se almacenan adecuadamente. El truco para extender su vida útil probablemente te sorprenda.

Créditos: vietnamnet.vn

El truco es el siguiente, cuando volteas el recipiente de crema agria o requesón, se crea un efecto de vacío que reduce la velocidad de crecimiento de hongos y bacterias. Pruébalo y verás como estos productos se conservarán durante más tiempo.

8. pantimedias para conservar cebollas

El particular aroma y sabor que tiene la cebolla hace que muchas personas disfruten comerla en diversas preparaciones. Pero, al ser un alimento perecedero, suele echarse a perder en poco tiempo. Sin embargo, si se almacena adecuadamente, puedes evitar hacer múltiples viajes al supermercado en busca de más cebollas.

Créditos: seriouseats.com

Para conservarlas mejor, deberás conseguir unas pantimedias. Luego ponlas adentro, agrega un nudo entre cada cebolla y cuélgalas en un lugar fresco. Además de adornar tu casa, esto hará circular el aire y dispersará el gas etileno que hace que las cebollas maduren rápido.

9. conserva tus hierbas frescas congelándolas en aceite de oliva

Las hierbas como el tomillo, el orégano, la albahaca y el romero les dan un sabor único a recetas como la pizza y los raviolis. Sin embargo, si no se conservan adecuadamente, pueden estropearse rápidamente en pocos días. Con este truco ahorrarás tiempo y dinero.

Créditos: www.freeyourfork.com

Debes picar las hierbas, ponerlas en una cubitera, llenarlas con aceite de oliva y congelarlas. Luego puedes conservar los cubos en una bolsa hermética y guardarlos en el refrigerador. No te preocupes, el aceite de oliva mantiene las propiedades de tus hierbas.

10. ¡No los desperdicies! Siembra tus cebollines

Los cebollines suelen ser apetecidos por tener un sabor mucho más suave que el de las cebollas y por sus propiedades para reducir el colesterol malo. Aunque tienden a marchitarse antes de usarlos en algunas recetas, no debes desecharlos, puedes volver a sembrarlos.

Créditos: balconygardenweb.com

Llena una taza de agua hasta la mitad y coloca la parte blanca del cebollín que viene rodeada de raíces. Si la pones en un lugar donde le dé el sol, comenzará a crecer relativamente rápido. Recuerda cambiar el agua dos veces por semana.

11. Pepinos en buen estado con una simple envoltura

Así como otros vegetales, pocos días después de que compras pepinos frescos en el supermercado, comienzas a notar que su textura comienza a ser más blanda y que incluso comienza a desarrollar moho. Para conservarlos por más tiempo, no basta con solo ponerlos en el congelador.

Créditos: Eatingwell.com

Es importante que envuelvas los pepinos en papel aluminio. Esto ayuda a detener la acumulación de humedad y evitará que se descompongan rápidamente. Luego, puedes guardarlos en la mitad de tu refrigerador. Con este truco sencillo asegurarás pepinos en tu casa por más días.

12. El vinagre funciona para mas que solo ensaladas

Las fresas son por mucho una de las frutas mas deliciosas que puedes adquirir por su sabor único cuando están frescas. Sin embargo, las fresas son un alimento delicado como la mayoría de las bayas, por lo que tienden a dañarse en pocos días No es raro que muchos consumidores terminen arrojando una buena cantidad con los desperdicios.

Créditos: hip2keto.com

Sin embargo, si las sumerges en una mezcla compuesta por una parte de vinagre y 10 partes de agua, las bacterias que son dañinas serán destruidas. Posteriormente puedes colarlas, enjuagarlas, secarlas y ponerlas en un envase dentro del refrigerador. Con este truco estarán frescas por dos semanas.

13. Las hierbas se conservan mejor en bolsas plásticas

La mayoría de las personas cuando compran hierbas frescas en el supermercado deciden guardarlas en el refrigerador pensando que así durarán más tiempo, sin embargo, tres días después se encuentran con las hierbas marchitas. Para evitar que esto te ocurra puedes hacer lo siguiente.

Créditos: Tasteofhome.com

Cuando compres las hierbas, ponlas en un frasco de agua. Luego pon una bolsa plástica delgada sobre el frasco, puedes asegurarla con una banda elástica. Posteriormente puedes guardarla en el refrigerador o dejarla al ambiente. Este truco reduce la exposición al oxígeno de las hierbas y alentiza su oxidación.

14. Condimentos rojos en el frío

Si eres fanático de las salsas y condimentos en polvo como la pimienta molida o la paprika seguramente habrás notado que, si las dejas en un lugar ambiente, poco a poco la luz y el calor hacen que estas especias comiencen a perder su sabor característico.

Créditos: GoncharukMaks / shutterstock

Por lo tanto, si quieres que estas especias sigan manteniendo un sabor fuerte en tus preparaciones, te recomendamos que las guardes en una bolsa hermética y las almacenes en un cajón exclusivo para estos productos o que los ubiques en la puerta de tu refrigerador.

15. Mantén tu lechuga crujiente

La lechuga es de esa clase de alimentos que no puede faltar en ensaladas o preparaciones como sándwiches y hamburguesas. Nada es mejor que una lechuga que tiene una textura crocante y un sabor fresco como si hubiera sido recién cortada de la huerta.

Créditos: Epicurious.com

Para mantener ese sabor, puedes conseguir una bolsa hermética, separar las hojas de la cabeza de la lechuga, luego lavarlas y secarlas cuidadosamente para eliminar todo rastro de humedad, ponlas en la bolsa y guárdalas en el cajón de verduras de tu refrigerador.

16. Almacena tus cebollas verdes en botellas de plástico

No arrojes a la basura esa botella plástica de agua que ya está vacía. Puedes darle un uso práctico para conservar el sabor de tus cebollas verdes. Primero, deberás asegurarte de que la botella este vacía, luego toma la rama de cebolla y córtala en rodajas o trocitos.

Créditos: The Crazy Cupon Lady

Después puedes usar un embudo para llenar la botella de plástico con estos trozos y la guardas en el congelador. Asegúrate de secar bien la rama de cebolla antes de cortarla. Las cebollas así pueden mantener su sabor hasta por tres semanas.

17. Tomates: ¿Congelarlos o no congelarlos? Esa es la cuestión

Los tomates son un vegetal apetecido en varias recetas. Cuando se compran tomates, posiblemente quedas con la duda acerca de si deberías guardarlos en el refrigerador o si por otro lado puedes conservarlos en temperatura ambiente.

Créditos: www.npr.org

La respuesta depende de la madurez. Si pones tomates verdes en el refrigerador, se detendrá su madurez y al final no tendrán ese sabor deseado. Se recomienda refrigerar aquellos tomates que ya estén maduros mientras que los verdes se pueden dejar un tiempo a temperatura ambiente.

18. La clave para conservar bien el pan

Aunque a simple vista pareciera lógico que el pan se conservará mejor si lo pones en el refrigerador, lo cierto es que es un terrible error dado que la temperatura fría recristaliza el almidón haciendo que el pan adquiera una textura y un sabor rancio.

Créditos: Breadopedia

Las cajas de pan son una excelente herramienta para conservarlo, sus orificios permiten que haya un flujo de aire y evita que se forme el moho, además tienen diseños creativos. Otra forma de conservar el pan es envolverlo en una bolsa y guardarlo en el congelador, aunque no recomendamos hacer eso.

19 La miel cristalizada tiene solución

Algunas personas creen que la miel cristalizada se ha echado a perder. Sin embargo, la miel es de los pocos alimentos que nunca se daña. Por eso, la cristalización no es más que una reacción de este alimento cuando no se conserva bien

Crédito: Africa Studio / shutterstock

Cuando te pase esto, lo mejor que puedes hacer es poner a calentar un poco de agua sin dejar que alcance su punto de ebullición. Luego pon el envase de miel dentro del agua y verás como vuelve a su forma original sin perder sus propiedades.

20. Evita que tu helado quede como una roca

Cuando quieres comer helado, seguramente esperas que este sea cremoso pero que al mismo tiempo mantenga solidez. Cuando guardas directamente el helado en el congelador lo expones a una quemadura por congelación y que quede más sólido que cremoso.

Créditos: http://fatguyfoodblog.blogspot.com/

Para que tu helado se encuentre en un punto de equilibrio y se conserve correctamente, consigue una bolsa hermética, pon adentro el envase de helado y luego guárdalo en el congelador. Otro beneficio que deja este truco es que tu helado no absorberá humedad ni olores.

21. En la nevera, cada alimento en su lugar

Este truco está muy relacionado con el consejo que dimos al inicio sobre la leche en la nevera. Es importante que en la puerta del refrigerador solo conserves alimentos que no sean perecederos como salsas procesadas mientras que los lácteos guárdalos al interior en un estante del medio.

Créditos Mydomaine.com

Por otro lado, es recomendable que el cajón de los vegetales cuente con un cierre hermético para garantizar que esos alimentos se mantengan frescos por más tiempo. También es importante que constantemente revises el funcionamiento de tu refrigerador.

22. Conserva mejor la mantequilla de maní con un simple giro

La mantequilla de maní es uno de los alimentos más populares alrededor del mundo, son ricos en proteína y tienen muchas propiedades beneficiosas, pero después de un tiempo en la despensa se puede notar como se empieza a endurecer.

Créditos: Hip2Keto.com

Para evitar esto, almacena el envase de mantequilla de maní al revés. Esto obligará a los aceites en la parte superior a viajar de regreso a través de la mantequilla, mezclándose por sí mismos. Si la mantequilla de maní esta próxima a vencerse guárdala en el refrigerador.

23. La mantequilla puede ser el protector de tu queso

Cuando oímos la palabra “queso” a nuestra mente llega la imagen de uno de los alimentos más queridos, pero a la vez más delicados. El queso no dura más allá de un par de días antes de que comiencen a aparecer una ligera capa verde algo desagradable.

Créditos: Nishihama / shutterstock

Aunque parezca difícil de creer, si aplicas mantequilla sobre el queso extenderás su duración. Esto debido a que la mantequilla crea una capa protectora que evita que el aire oxide el queso mientras se encuentra en el refrigerador. Al mismo tiempo su grasa desalienta el crecimiento de moho.

24. Una remojada y tus frutas secas se restauraran

Usualmente, son muchas las personas que creen que frutos secos como las uvas, arándanos, dátiles, entre otros, tienen una vida útil casi indefinida. Sin embargo, en cuestión de semanas su textura se comienza a poner más dura y su sabor llega a variar.

Créditos: MujerChic.com

El truco es sencillo. Puedes agregar estos frutos en un recipiente con agua caliente, después de unos minutos comenzarás a notar que la fruta se esta hinchando, es ahí cuando puedes sacarla y luego guardarla en una bolsa hermética. Pueden mantenerse así hasta por un año.

25. Las manzanas prolongarán la vida útil de tus patatas

Si las patatas están expuestas a la luz y al calor, pueden comenzar a germinar. En complemento a esto, el tubérculo en su interior comienza a generar solanina, una sustancia que utiliza para protegerse de plagas y que puede ser tóxica en grandes cantidades para el ser humano.

Créditos: http://homesteadsurvival.blogspot.com/

Si quieres extender la vida útil de tus patatas, puedes juntarlas con manzanas, ya que cuando están en proceso de maduración emiten gas etileno, el cual evita que las patatas germinen. No obstante, por este gas no es recomendable juntar fruta fresca con fruta madura.

26. Uvas en bolsas herméticas de plástico

La uva es por mucho una de las frutas más apetecidas por ser un increíble acompañamiento en diversas preparaciones como ensaladas de frutas, postres y bebidas. Además de ser única al venir en un racimo a diferencia de otras frutas.

Créditos: doesitgobad.com

Para conservarlas mejor, vale la pena guardarlas en una bolsa hermética dado que esta posee pequeños orificios que permiten que haya un buen flujo de aíre. Sumado a esto, con estos orificios, se mantiene dinámico el intercambio de gases, así como la acumulación de humedad.

27. Aprovecha los palillos para mantener tus limones

Seguramente alguna vez te ha pasado que has preparado una receta que solo requería la mitad de un limón. Así que lo cortas por la mitad y lo exprimes. Pero entonces la otra mitad queda a la deriva y si la guardas en el refrigerador seguramente en cuestión de días se oxidará.

Creditos Rolloid.net

Para mantener los limones en ese caso, solo basta con que encuentres un palillo y lo utilices para juntar ambos extremos del limón. De esta manera, podrás conservar el limón por varias semanas más, además de que ahorraras idas al supermercado.

28. Conserva la frescura del jarabe de maple

Difícil imaginar un desayuno con pancakes sin la compañía del jarabe de arce. Aunque parezca un alimento sin vencimiento, este se echará a perder si se almacena en condiciones inadecuadas. Para evitar que se eche a perder, debe almacenarse en un lugar fresco y oscuro, como una alacena o un refrigerador.

Créditos: showcake / shutterstock

Si los almacenas en estos espacios, es seguro que tu jarabe se pueda conservar por incluso mas de un año. Si efectivamente tu jarabe es natural, podría mantenerse de forma indefinida. Hay que recordar que, como cualquier otro alimento, la miel de maple no está exenta del moho.

29. Preserva la vida útil de tus zanahorias sumergiéndolas en agua

Luego de que compres zanahorias en el supermercado, es importante que no las guardes en bolsas plásticas ya que esto contribuye a que se descompongan de una forma más apresurada o que aparezca moho o un hongo. Para mantener su frescura por meses puedes guardarlas en agua.

Créditos: dishnthekitchen.com

Para ello, es importante que primero cortes la cola y la parte superior de las zanahorias. Luego sin necesidad de pelarla puedes agregarlas en un recipiente de vidrio o plástico alto para guardarlas verticalmente y que este lleno de agua fría. Recuerda cambiar el agua cada 3 días.

30. absorbedores de gas etileno

Como se ha mencionado en otros trucos, las frutas cuando alcanzan cierta etapa de maduración comienzan a emanar gas de etileno. En ese caso, este gas comienza a tener efectos sobre frutas frescas y otros alimentos que se encuentren cerca de la fruta madura.

Créditos Beechem.com

Aun si guardas tu fruta en el refrigerador, no estará a salvo. En ese caso, te recomendamos que puedas conseguir un absorbedor de gas de etileno. Suelen venir en pequeñas bolsas que se deben poner junto a los alimentos, no contaminan y suelen ser reutilizables.

31. conservaras mejor las remolachas cortando sus hojas

La pérdida de agua del tallo hace que las remolachas se marchiten rápidamente. El truco para conservar este vegetal por más tiempo, consiste en cortar las hojas de la remolacha y almacenarlas correctamente para evitar que adquieran un sabor rancio.

Créditos: gourmetlikeme.com

Deberás lavar la verdura previamente con agua fría, luego corta las hojas en trozos y envuélvelos en una toalla de papel para secarlos.  Posteriormente guárdalas en un recipiente hermético para después guardarlas en el cajón de verduras del refrigerador por hasta 10 meses.

32. otra forma de evitar que tus aguacates se pongan marrones

Al inicio te habíamos mencionado que el aguacate tiende a adquirir una tonalidad marrón debido a un proceso de oxidación causado por el ácido ascórbico. A continuación, te enseñaremos que las gotas de limón no son lo único que evita esta oxidación.

Milena Khosroshvili / shutterstock

El truco consiste en que puedes buscar cualquier tipo de aceite en aerosol y aplicar una pequeña capa sobre la mitad del aguacate para preservarlo por mas tiempo. Como otro plus, no arrojes la semilla, esta también ayuda a conservar el aguacate e incluso los guacamoles.

33. Congela tus habichuelas con esta técnica

Las habichuelas o también conocidas judías verdes son seguramente una de las verduras mas consumidas en el mundo. Aunque muchos argumentan que congelar esta verdura le restará su sabor y su textura la realidad es todo lo contrario.

Créditos: Cleaneatingkitchen.com

Puedes tomar las habichuelas, cortar sus extremos y luego sumergirlas en agua hirviendo. Luego ponlas a escurrir y sécalas muy bien ya que de no estarlo pueden sufrir quemaduras de congelación. Después puedes congelarlas y veras que pueden durar hasta 12 meses.

34. Conserva tus espárragos de una forma creativa

Si quieres salir un poco de la rutina de las flores para decorar tu casa, te contamos que puedes poner espárragos en un jarrón y adornaran bien el espacio en donde las pongas. Mas allá del efecto decorativo este truco tiene otro beneficio.

Creditos: tasslo.studio / shutterstock

Cuando pones los espárragos en un recipiente de vidrio con agua las preservaras por varias semanas, manteniendo su sabor y su frescura. Eso si es importante que cambies el agua por lo menos cada tres días.

35. Aceite para conservar tu preciado guacamole

Seguramente te ha pasado que algún día organizaste una reunión importante con tus familiares o amigos y decidiste preparar un delicioso guacamole. Sin embargo, es muy frecuente que las personas no se coman todo el guacamole que preparaste y al final sobre una buena cantidad.

Creditos: Assahfoods.com

No lo desperdicies arrojándolo a la basura. El guacamole puede conservarse por 24 horas más si lo pones en un envoltorio plástico y luego le agregas un poco de aceite. Esto evitará que se oxide y surte el mismo efecto que el truco del aguacate explicado mas arriba.

36. Papas en el congelador

Si eres un buen amante de las papas, es posible que en algún momento te hayas emocionado y decidieras cortar, pelar o triturar mas papas de lo previsto. Si tienes un excedente de papas, no tienes de que preocuparte, no es necesario deshacerte de ellas o gastarlas de inmediato.

Creditos: Lalafo.kg

Las papas son posiblemente uno de los alimentos que se pueden conservar por mas tiempo si las congelas. Pueden durar aproximadamente un año y seguirán manteniendo buena parte de su sabor. Eso si cuando las saques, evita descongelarlas en el microondas para que pierdan sus propiedades.

37. Una bolsa con tapa para conservar alimentos

Como hemos podido ver en otros tips, las botellas de plástico no necesariamente se tienen que desechar, dado que también pueden ser muy útiles a la hora de almacenar alimentos mediante la creación de un envoltorio creativo.

Créditos: www.comohacer.eu

Puedes conseguir una bolsa plástica, luego buscas una botella vacía, corta la parte superior. Posteriormente toma la parte superior de la bolsa y la pasas por el orificio de la botella. De esta manera te quedará una bolsa para conservar alimentos y puedes usar un embudo para agregarlos.

38. nueces horneadas

Las nueces son un alimento que pueden ser realmente deliciosas, no solo usándolas en recetas como postres y helados sino también individualmente como un snack muy saludable y nutritivo. Si quieres que se conserven y tengan un mejor sabor has esto.

Créditos: Krzysztof Slusarczyk / shutterstock

Toma tus nueces y ponlas sobre una bandeja, de tal manera que puedas ponerlas en el horno a una temperatura de entre 300 y 350 grados Celsius. Luego sácalas, guárdalas en una bolsa o en un contenedor y almacénalas en tu congelador. Pueden durar varios meses.

39. Conserva bien tus bebidas alcohólicas

Es muy posible que en tu casa haya al menos una bebida alcohólica a la espera de la próxima celebración. Mucha gente piensa que el licor dura para siempre, algunos tipos permanecen en buen estado durante bastante tiempo, otros tienen una vida útil más complicada.

Créditos joesayhello / shutterstock

Procura guardar tus botellas en un espacio lejos del sol. Licores cremosos como la crema de whisky si deben conservarse en el refrigerador. Es importante mantener las botellas en posición horizontal y además evitar que queden sorbos ya que una media botella se oxida más rápido que una completa.

40. Guarda bien tus patatas para prolongar su vida útil

Las papas no duraran mucho si las dejas en un lugar cálido en donde abunde la luz del sol. Es recomendable dejarlas en un espacio en donde la temperatura se encuentre entre los 7 y 9 grados centígrados para mantener su frescura y sabor.

Créditos: cocopot.es

En ese caso te recomendamos buscar un espacio con poca luz y con baja temperatura para extender la vida útil de tus papas. También es importante que este espacio no tenga humedad para evitar que las papas puedan llegar a  germinar.